viernes, 15 de diciembre de 2017

"Proyecto B.E.L." de María Suré

El año pasado leí "El color del perdón", una novela que me gustó mucho y en la que ya os comenté que quería seguir de cerca a esta autora. Por ello hoy os traigo mis impresiones de su nueva novela: "Proyecto B.E.L"
Auto-publicación
Tapa Blanda 17.74€
Digital: 3.99€

María Suré es una apasionada de la lectura de todo tipo de género desde niña, siempre soñó con dar vida a los personajes e historias que surgían de su fértil imaginación. En 2014 decide comenzar a escribir su primera novela y hacer realidad sus sueños.
Su primera novela, EL COLOR DEL PERDÓN, se publicó en formato digital y papel en septiembre de 2015. En octubre de 2017 su segunda novela, PROYECTO B.E.L, quedó finalista en el 21 Premio de Novela Ciudad de Badajoz, publicándose ese mismo mes.

Sinopsis:

Alina trabaja en Londres para el Centro de Investigación Galin en uno de los proyectos más ambiciosos de la historia: el Breakthrough Listen. Su trabajo consiste en recopilar y estudiar los datos de las escuchas de radio captadas por los radiotelescopios y procedentes del espacio, en busca de cualquier señal de origen extraterrestre. La tranquilidad de su vida se ve alterada cuando presencia el atropello de Marcus, su compañero de trabajo. Lo que aparentemente es un accidente con un conductor que se da a la fuga, se va convirtiendo en una compleja trama en la que la protagonista se ve implicada. Liam es un asesino a sueldo que sólo acepta casos en los que sus víctimas son personas malvadas que hacen daño a la sociedad y que, según su criterio, están mejor muertas. Su conciencia, hasta entonces tranquila, comienza a torturarle cuando conoce a Alina. Poco a poco va surgiendo entre ambos algo más que las singulares circunstancias que les han unido. Son dos almas heridas que pronto sienten una enorme atracción el uno por el otro. Pero su relación se sustenta sobre una gran mentira. Mientras tanto, la policía indaga las extrañas circunstancias en que Marcus fue atropellado y su posterior desaparición. La investigación va desvelando un rastro de conspiraciones, crímenes y organizaciones secretas que les hace pensar que la víctima no era realmente lo que parecía. O quizá todo sea una confabulación para desviar la atención de lo que realmente importa. Y entonces, John Grotzinger, el principal investigador de la misión Curiosity de la NASA, anuncia que han hecho un descubrimiento en Marte que cambiará los libros de historia…

FINALISTA 21 PREMIO DE NOVELA CIUDAD DE BADAJOZ 2017. Un thriller cargado de acción y suspense que te hará reflexionar sobre los entresijos de la mente y el origen del ser humano.

Mis Impresiones:

Hace ya un tiempo que  leí “El color del perdón”, un thriller inquietante sobre los malos tratos que me gustó mucho, con un final muy emotivo que mostraba el significado del verdadero amor, no ese amor profundamente pasional que en ocasiones mata y hace daño, sino el amor incondicional y que rompe barreras de género o de prejuicios… y desde entonces, quería seguir de cerca el trabajo de esta autora.
Quizás porque el listón estaba muy alto o por cuestión de gustos en cuanto a la temática, esta novela no me ha llegado a calar como aquella historia a pesar de que considero que es una historia muy entretenida, de fácil lectura, e incluso respecto a algunas curiosidades, yo diría que interesante.

Alina es una joven rusa que dejó a su abuela en Kansk, su pueblo natal, para trasladarse a 4000 km y estudiar en San Petesburgo la carrera de Astrofísica, con tan buenos resultados que consiguió una beca en Londres financiada por el millonario Ruro Yuri Galin para colaborar en su nuevo proyecto: El Breakthrough Listen. Su trabajo consiste en recopilar y estudiar los datos captados por las escuchas de radio procedentes del espacio obtenidos de los dos mayores radiotelescopios del mundo (West Virginia y Australia) con el objetivo de encontrar cualquier indicio de vida extraterrestre y para ello, está desarrollando un algoritmo que lo aisle de otras señales continuas.
Con ella trabaja Marcus, un joven introvertido y solitario, poco dado a las relaciones personales y que nunca habla de su vida privada, que complementa el proyecto desarrollando otro algoritmo para ampliar la capacidad de cobertura de las señales y al que había añadido la palabra Endless, es decir: B.E.L, y desde hace meses solo vivía obsesivamente para ello.

Marcus se sincera con Alina y le expresa que se siente vigilado, e incluso cree que han entrado en su casa, está irascible y discute con ella antes de marcharse a casa, pero Alina lo sigue para disculparse y contempla con horror como es atropellado en la calle. A partir de ahí no vuelve a saber que ha sido de Marcús y Alina ya sabe demasiado.

En los inicios del libro y en planos paralelos a esta historia, conoceremos a Liam, un ex-soldado condecorado en muchas ocasiones que tras una experiencia traumática en Afganistan es retirado del servicio por recomendación de los psicólogos y reclutado por ILIX, una organización secreta que se dedica a eliminar a la escoria de la sociedad. Un justiciero, un asesino a sueldo, sí, pero de gente vil y despreciable, así que Liam cree que es con buenos fines, aportando su granito de arena para que el mundo sea un lugar mejor. Hasta que conoce a Alina.

Alina le pedirá ayuda para saber que ha ocurrido con su compañero, pero no será la única que se preocupe por él, Flora, una inspectora de policía con la que tuvo una relación en el pasado, se hará cargo del caso al reconocer su nombre y ello le llevará a descubrir quién era y qué secretos escondía.

A la vez que se desarrolla la historia principal de Alina y Liam, que al margen del toque romántico está planteada como una carrera contrarreloj por descubrir quién está detrás de la desaparición de Marcus y qué es lo que había descubierto, una trama que bebe del espionaje, del thriller científico e incluso con algún toque de ciencia ficción… la autora introduce de forma muy sutil y poco a poco, una subtrama de novela negra que va tomando cada vez mayor protagonismo y que aporta cierta intriga e inquietud y en la que además, ha conseguido sorprenderme.

Con una prosa sencilla y fluida, la autora aporta algunos datos científicos y de proyectos reales (de hecho el proyecto Breakthrough Listen existe realmente) pero los incorpora de una forma natural y en términos fácilmente comprensible para el lector, demostrando su interés personal y sus conocimientos de astronomía además de el título de la novela con el que homenajea a Jocelyn Bell, la primera mujer astrofísica que descubrió la señal de un púlsar y cuyo trabajo, por ser mujer, no ha sido debidamente reconocido.

A margen de mis preferencias en los géneros literarios y teniendo en cuenta de que yo con la ciencia ficción no suelo llevarme bien, me ha parecido una novela amena y entretenida, de lectura ágil y ritmo creciente, aunque creo que hay un excesivo desarrollo de algunas anécdotas de la infancia de la protagonista, de algunos secundarios o algunas descripciones que a mí me han frenado el ritmo, y por ello he sentido altibajos en la tensión narrativa.


En definitiva “Proyecto B.E,L” es una novela ambiciosa que bebe de varios géneros, thriller, novela negra, ciencia ficción e incluso un poco de amor y que nos habla sobre los orígenes del ser humano o sobre si somos los únicos seres del universo… una mezcla equilibrada de todos ellos que hace que la novela pueda gustar a un amplio abanico de lectores, pero que a mí en especial, me ha sorprendido por esa subtrama de novela negra en la que creo que la autora se maneja muy bien. 

miércoles, 13 de diciembre de 2017

"Por encima de la lluvia"

Leer una novela de Víctor del Árbol es una apuesta segura, incluso me he atrevido a recomendar su nuevo libro sin haberlo leído, sabía que no iba a defraudarme y así fue. Hoy os traigo mis impresiones de "Por encima de la lluvia":
Nº de páginas: 512 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: DESTINO
ISBN: 9788423352654
P.V.P 20.90

Víctor del Árbol (Barcelona, 1968) fue mosso d’esquadra desde 1992 hasta 2012, cursó estudios de Historia en la Universitat de Barcelona y colaboró como locutor en Catalunya Sense Barreres (Radio Estel, Once). Es autor de las novelas El peso de los muertos (Editorial Castalia), El abismo de los sueños (inédita, finalista del XIII Premio Fernando Lara 2008) y La tristeza del samurái (Editorial Alrevés), traducida a una decena de idiomas y bestseller en Francia. Sus últimas obras son Respirar por la herida (Editorial Alrevés), Un millón de gotas (Ediciones Destino), y La víspera de casi todo (Premio Nadal 2016).

Sinopsis:

Miguel y Helena se conocen en una residencia de ancianos en Tarifa, a una edad en la que creen haberlo vivido todo ya. A Miguel le asusta volar. A Helena le da pánico el mar. Los dos tienen hijos adultos y sienten que les han relegado a un plano casi ornamental. El dramático suicidio de un compañero de la residencia les abre los ojos. No quieren pasar sus últimos días recordando y añorando tiempos supuestamente mejores. Y juntos decidirán emprender el viaje de sus vidas, en el que descubrirán que nada es defi nitivo mientras queden ilusiones que perseguir.
Mientras tanto, en la lejana ciudad sueca de Mälmo, la joven Yasmina, hija de inmigrantes marroquíes y que sueña con ser cantante, vive atrapada entre el cuidado de su autoritario abuelo Abdul y el desprecio de su madre, para quien Yasmina es una vergüenza porque trabaja para un sueco de pasado turbio. Y vive un romance secreto con el subcomisario de la Policía sueca, un hombre mayor e importante.

Estos tres personajes dibujan una historia sobre el sentido del amor y sobre lo extraordinarias que pueden llegar a ser las personas comunes.

Un viaje desde Tánger en 1955 hsta Mälmo en 2014 que es la metáfora de un viaje mucho más importante: el de vivir siempre intensamente.

Mis impresiones:

Conocí a Víctor del Árbol con “Respirar por la Herida”, después leí su anterior novela y todas las que se fueron publicando hasta la fecha. Quizás, porque con ella descubrí al autor, ésta era hasta el momento mi novela preferida, pero “Por encima de la lluvia” no se quedará muy atrás… me ha gustado muchísimo, me ha parecido una novela mucho más madura, más intimista y más profunda, pero sin llegar a perder su esencia: esas tramas duras, descarnadas y muy negras a las que nos tiene acostumbrados.

“Por encima de la lluvia” se desarrolla a través de dos hilos argumentales aparentemente sin nexo en común y unidos magistralmente por el buen hacer literario del autor. Uno de ellos está ambientado en España, y con el que nos desplazaremos por Tarifa, Sevilla, Madrid o Barcelona, y el otro nos llevará hasta Malmö, Suecia, aunque su origen nos remontará hasta Tánger en la década de los cincuenta.

A través de un narrador omnisciente conoceremos a Miguel en Sevilla, un hombre solitario, que lleva una vida tranquila, aferrado a unos recuerdos que llevan años encerrados en un viejo arcón, y que acuciado por el Alzheimer accederá a trasladarse a una residencia en Tarifa. Allí se encontrará con Helena, una mujer decidida que acaba de perder a su mejor amigo y juntos, iniciarán un camino para cerrar las heridas del pasado y afrontar el incierto futuro que tienen por delante.

El otro hilo nos llevará hasta Mälmo dónde conocemos a Yasmina, una joven hija de inmigrantes marroquíes, despreciada por su abuelo e ignorada por su madre, que está atrapada en una peligrosa tela de araña.

La novela es un viaje de los protagonistas para superar el dolor del pasado, asumir sus derrotas y pasar página, pero también es un viaje del lector por la trayectoria vital de estos personajes que están minuciosamente perfilados. Víctor va puliendo aristas hasta conseguir unos personajes realmente brillantes con los que conseguiremos emocionarnos… sus orígenes familiares y que marcaron su existencia, las decisiones que tomaron en el camino, sus éxitos, sus fracasos, sus renuncias y el dolor que todas estas decisiones les causaron hacen que empaticemos con ellos de una forma especial, sintiendo su dolor…  les acompañamos en ese viaje liberador para soltar el lastre que les permita afrontar el final de la etapa con la serenidad de quien asume todo lo vivido: en paz con uno mismo.

Y como contrapunto a esa trayectoria vital, intimista y más emotiva, tenemos una historia descarnada y brutal, una trama muy negra en la que se verá atrapada la joven Yasmina. Prostitución, corrupción, deudas familiares, rencores del pasado, ambición y poder se dan la mano en esta parte de la historia que Víctor integra de forma natural y perfecta dentro de la novela.

Unos personajes maravillosamente perfilados, en los que no sabría deciros cuál de ellos me ha gustado más: Yasmina es un personaje trágico con el que el lector siente una profunda compasión. Helena al inicio de la lectura me parecía un personaje soberbio, frío… pero detrás de ese muro infranqueable tras el que se protege, se esconde una mujer frágil, marcada por su infancia, por las carencias y por el dolor que provocaron sus decisiones, un dolor que esconde muy dentro pero que le lacera las entrañas. Y Miguel, un personajes que evoluciona mucho durante la novela, un hombre de números, lógico y racional, que no se ha permitido nunca dejarse llevar por el corazón y la única vez que lo hizo, su mente lógica volvió a tomar las riendas para encauzarlo de nuevo por una vida gris. Y ahora, al final del camino, se encuentra con Helena, los colores de la esperanza iluminan su vida, le dan fuerza para soltar lastre, perdonar y perdonarse, reconciliarse con su pasado.

El Alzheimer, los malos tratos y la memoria histórica serán otros de los temas que subyacen dentro de la novela y que el autor ha integrado de una forma coherente y natural dentro de la historia de Miguel, momentos duros narrados con un realismo estremecedor sobre temas actuales que son un lastre en nuestra sociedad o temas pasados que debemos asumir y con los que debemos reconciliarnos.

En definitiva, “Por encima de la lluvia” es una novela profunda, emotiva, desgarradora y brutal, una novela que pone sobre la mesa un montón de temas sobre los que reflexionar y una verdadera lección de vida… porque por encima de la lluvia, debajo, o bailando sobre los charcos, lo único importante para poder continuar, es afrontar el pasado, perdonar y vivir. Una novela cinco estrellas que estará entre mis mejores lecturas del año, y os recomiendo leer.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

"Todo es posible"

No hace mucho que leí "Me llamo Lucy Barton" una novela intimista sobre los orígenes de una escritora de un pequeño pueblo del Medio Oeste, y que me dejó muy buenas sensaciones. Hoy os traigo mis impresiones de "Todo es posible" una serie de historias sobre los personajes que la conocieron.
Nº de páginas: 288 págs.
Editorial: DUOMO EDITORIAL
ISBN: 9788416634828
P.V.P 17,80€

Elizabeth Strout nació en Maine, pero desde hace años reside en Nueva York. Es la autora de Olive Kitteridge, novela por la que obtuvo el Premio Pulitzer y el Premi Llibreter, Los hermanos Burgess, Abide with Me y Amy e Isabelle, que fue galardonada con el Art Seidenbaum Award de Los Angeles Times a la primera obra de ficción y el Heartland Prize del Chicago Tribune. También ha sido finalista del Premio PEN/Faulkner y el Premio Orange de Inglaterra. Sus relatos se han publicado en varias revistas, como The New Yorker y O, The Oprah Magazine.

Sinopsis:

Una novela sobre el eterno sueño de ser comprendidos. Una famosa escritora vuelve al Medio Oeste americano, a la ciudad de su infancia, y desencadena una serie de historias narradas por aquellos que la conocieron: recuerdos de soledad y condescendencia, sutiles y poderosos sentimientos; y el siempre creciente abismo entre el desear y el tener.

Mis Impresiones:

No hace mucho que leí “Me llamo Lucy Barton”… una historia desgarradora que nos hablaba de una infancia de miseria y pobreza en Amgash, Illinois, y que surgía entre los silencios de una habitación de hospital. Yo no considero que “Todo es posible” sea una segunda parte de aquella novela, aunque sí recomiendo haberla leído antes, más bien diría que es una historia que la complementa, una serie de relatos que amplían el universo Amgash y el de algunos de los nombres que surgieron en aquella habitación y que entonces nos parecieron intranscendentes dentro de la historia.

Lucy Barton abandonó Amgash para estudiar y trasladarse a Nueva York donde se ha convertido en una escritora de éxito y acaba de publicar una nueva novela, un hecho que imperceptiblemente desencadena una serie de sentimientos en sus hermanos y en algunos de sus vecinos, convertidos aquí en protagonistas de esta nueva novela donde a través de pequeñas pinceladas, conversaciones triviales y momentos anecdóticos narrados con el estilo propio que caracteriza a la autora, nos permite comprender a esa comunidad a la que pertenecen. Relatos sencillos que encierran un mensaje de positivismo y profundas reflexiones sobre la vida que continúa irremediablemente al margen de desdichas y renuncias… también, en ese rincón apartado del medio oeste.

Inicia esta serie de relatos la historia de Tommy Guptill, que tras perder su vaquería en un incendio, consiguió salir adelante trabajando como conserje en el colegio de Amgash. Tommy aún recuerda a Lucy Barton, aquella niña callada y rodeada de libros que se quedaba en el aula después de clase, y suele visitar a su hermano en la destartalada casa familiar en la que vivieron 

Conoceremos a Patty Nicely, orientadora de secundaria en el colegio en el que estudia la sobrina de Lucy, una mujer con sobrepeso de la que se mofan sus alumnos, marcada por los traumas del pasado. Otro relato con la historia de su hermana Linda, nos ampliará el destino de aquellas guapas chicas Nicely de la que hablaban Lucy y su madre durante su estancia en el hospital; La historia de Charlie, un hombre perdido e incapaz de expresar sus sentimientos tras su paso por Vietnam; El reencuentro de los hermanos Barton, distanciados por el exilio y la distancia que impuso Lucy; La historia de Mary Mumford y el reencuentro con su hija Angelina después de abandonar a su familia para vivir su propia vida tras años de silencio y abnegada entrega a su familia, la de Dottie, regentando un pequeño hostal y acogiendo a sus huéspedes con simpatía y bondad, para no repetir la ignominia con la que la trataron en su juventud o la de su hermano Abel que como Lucy dejó atrás el pasado pero no sus recuerdos de aquellos años de hambre y vergüenza... serán algunos de los 9 relatos que encontraremos en “Todo es posible”, un conjunto de historias conectadas entre sí a través de los tenues lazos que se establecen entre los miembros de una comunidad cerrada del Medio Oeste y en la que se ponen de relieve algunos temas como son la fe, las relaciones familiares, los traumas, la pobreza o las adversidades de la vida… pero con un mensaje de positivismo tan significativo como el mismo título de la novela.

Narrada con un estilo propio, depurado al extremo y que roza lo anecdótico, con una prosa sencilla y contenida, la autora abre brechas por donde un lector paciente puede escarbar y reflexionar sobre cada personaje, ir más allá de esa simple narración, para comprender sus vidas y el entorno al que pertenecen.

En definitiva, “Todo es posible” es una novela compuesta por 9 relatos que amplían el universo en el que vivió Lucy Barton, una novela intimista y de aparente simplicidad, que consigue trasmitir al lector la profundidad de cada una de sus historias y personajes. Sin embargo no creo que sea una novela para todo el mundo, pero si habéis leído “Me llamo Lucy Barton” y os gustó, esta es una novela complementaria e indispensable que os recomiendo.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

"Un Rincón del Mundo"

Hace más de dos años que leí "El tren de los huérfanos", una novela que estuvo entre mis mejores lecturas del 2015 y por ello, tenía especial interés en volver a leer algo de la misma autora. Hoy os traigo mis impresiones de "Un rincón del mundo".
Nº de páginas: 296 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: S.A. EDICIONES B
ISBN: 9788466662208
P.V.P 18.00€

Christina Baker Kline es novelista, ensayista y editora. Nació en Cambridge, Inglaterra y se educó primero allí y luego en el sur de Estados Unidos y en Maine. Sus ensayos, artículos y reseñas han aparecido en medios como el San Francisco Chronicle, More y Psychology Today. Su novela "El tren de los huérfanos" publicada por Ediciones B en 2015, ocupó el número uno en las listas de libros más vendidos del New York times. Vive en una vieja casa en Montlcair, Nueva Jersey, con su marido y tres hijos.

Sinopsis:

Para Christina Olson, el mundo se reducía al lugar donde había nacido: la granja familiar en Cushing, un pequeño pueblo costero de Maine. Aquejada por una enfermedad que le producía una creciente incapacidad, parecía destinada a una vida limitada. Sin embargo, durante más de dos décadas Christina fue la inspiración del artista Andrew Wyeth, quien la retrató en uno de los cuadros más conocidos del siglo XX en Estados Unidos.

Mis Impresiones:

Hace ya dos años largos que leí “El tren de los huérfanos”, una historia de ficción sobre unos hechos reales conmovedores y desconocidos para mí, en la que además, se apreciaba el gran talento narrativo de la autora. Así que cuando supe de su nueva novela, no lo dudé ni un momento, y más aún, cuando supe que en esta historia ficcionaba la vida de una mujer que inspiró la obra de uno de los pintores realistas más reconocidos en EEUU: Andrew Wyetch. Soy aficionada a la pintura, pero me gustan más los impresionistas y a este autor solo lo conocía por referencias, pero aún así, consideré que esta novela también tenía ingredientes atractivos para interesarme por ella.  Sin embargo, la novela ha supuesto una pequeña decepción, no ha llegado a emocionarme como lo hizo “El tren de los huérfanos”.

La novela está estructurada en siete partes tituladas que incluyen dos capítulos que siguen dos hilos temporales:

-En 1939 Betsy James, una joven que veranea en Maine y desde los 9 años visita a Christina Olson en su decadente granja familiar, se acerca a verla con su prometido: Andrew Wyetch, el hijo de N.C Wyeth, el famoso ilustrador de “La isla del tesoro”. El joven es pintor, y fascinado por la luz del lugar, comienza a realizar un bosquejo de la casa. A partir de entonces y hasta 1948, Andrew acudirá todos los veranos para pintar rincones de la granja, que quedará inmortalizada en su obra. 

“Hay algo en este lugar (…) Tengo la sensación de que podría estar pintándolo diez años y nunca me cansaría.”

-En el otro hilo temporal, nos trasladamos a 1896 para adentrarnos en el mundo de Christina Olson, una mujer con una enfermedad degenerativa descendiente de los Hathorn de Masschusetts, una estirpe de marinos emparentados con el juez de los juicios de brujas en Salem y de los que, según su abuela Memey, ha heredado el espíritu de hierro y la voluntad perseverante de la familia.

Con una prosa sencilla y cuidada y un desarrollo de la historia que imprime a la novela un tono bucólico y pausado, iremos tirando de ambos hilos temporales narrados en primera persona a través de la voz narrativa de Christina. Ella nos contará su historia remontándose a sus orígenes familiares, su enfermedad, su tenacidad para seguir realizando las tareas de la granja o jugar con los otros niños, sus años escolares, su pasión por los poemas de Emily Dickinson, su desilusión al no permitirle seguir estudiando para ser maestra, su primer amor, sus desilusiones… Todo será contado según la perspectiva de Christina, y año tras año, estación tras estación, junto a las labores propias de una granja, iremos conociendo y sorprendiéndonos con este personaje y su entorno, una casa decadente sin agua corriente que sus antepasados utilizaron como hostal, pero que languidece con el paso de los años al igual que sus habitantes.
En cambio en el otro hilo temporal, en la parte de la historia en la que el pintor entra en sus vidas, apenas pasa nada, más allá de las idas y venidas de Andy para pintar diferentes bocetos de la casa, de Christina o de su hermano (y que si buscamos en la obra del autor podemos reconocer fácilmente), no ocurre nada relevante, quizás con otra voz narrativa que nos permitiera conocer a Christina desde otra perspectiva, y sobre todo conocer a Andrew Wyetch, la novela me hubiera causado una sensación diferente, pero creo que la intención de la autora no era conocer al autor de los cuadros si no sus obras, lo que le inspiró y quiso reflejar en sus pinturas... y eso sí es algo que la autora ha conseguido trasmitir. 

Por ello, Christina es el único personaje bien dibujado de la novela y el único que conoceremos en profundidad, y sin embargo, es un personaje que me ha trasmitido sensaciones muy contradictorias con el devenir de su historia, la compasión inicial, e incluso la admiración que he sentido al inicio de la novela por su tenacidad, se transforma en terquedad con el paso del tiempo y la convierte en un ser egoísta que me ha confundido, y con el que supongo, la autora ha querido reflejar la amargura que ha ido envenenando su existencia anclada a ese lugar.

En definitiva,Un rincón del mundo” es una novela de ficción histórica sobre la mujer y el lugar que inspiró gran parte de la obra del pintor Andrew Wyeth, una novela con un toque costumbrista, de ritmo pausado y tono bucólico que no ha conseguido emocionarme ni trasmitirme mucho más de lo que refleja la obra del autor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...